tipos de depósitos para vino
12 diciembre 2022
alvnx_edit

Tipos de depósitos para vino y sus características

Los depósitos desempeñan una función esencial en el proceso de elaboración del vino, incluso su importancia puede llegar a compararse con la variedad de uva empleada. Pero en el mercado existen diversos tipos de depósitos para vino, diseñados con dimensiones, formas y materiales diferentes.

Por lo tanto, antes de seleccionar alguno de estos recipientes, es necesario asegurarse de que sea el indicado para ayudar a acentuar la calidad de la producción. Por esto, a continuación te presentamos una descripción de los distintos tipos de depósitos para vino más utilizados.  

¿Qué tipos de depósitos para vino existen?

Cada vino es una mezcla única, y parte de esta exclusividad también es gracias al tipo de tanque que interviene en su fase de fermentación. De barro, de madera, de hormigón, piedra o acero inoxidable, unos más tradicionales y otros más modernos, pero estos son los tipos de depósitos más comunes en la industria vinícola:

Barro

Las ánforas de barro se han utilizado desde la Edad Antigua, en las primeras civilizaciones de Grecia, Roma y Egipto, para la fermentación del vino y su posterior almacenamiento. Representa uno de los depósitos más tradicionales y naturales en la elaboración del vino.

Los depósitos de barro cocido tienen las siguientes características:

  • Alta porosidad. Por lo que este tipo de depósito debe ser impermeabilizado mediante la aplicación de pinturas tipo epoxi. De este modo se evita:
    • La contaminación del vino.
    • La transferencia de olores y sabores desagradables.
  • Baja resistencia. Su composición es muy sensible a las roturas.

Aunque estos depósitos pueden presentar algunos desafíos, en la actualidad se están rehabilitando antiguas ánforas y se están diseñando nuevas tinajas para optimizar el material, sin perder la tradición.

Madera

La madera también es uno de los materiales más tradicionales en los depósitos para vino. Son tanques, normalmente de roble, que aportan sabor y aroma agregándole una textura diferente al vino. 

Entre sus principales características se encuentran:

  • Son más difíciles de mantener y de limpiar
  • Deben ser renovados periódicamente.
  • Requieren una elevada inversión.
  • Deben ser tratados con pintura epoxi o resina por la porosidad de la madera. 

Actualmente, existen opciones modernas e innovadoras, que combinan la madera con el metal o con fibras.

Hormigón

Después de los depósitos de barro y de madera, surgieron los de hormigón. Fue muy utilizado durante el siglo XIX y el XX, para el almacenamiento o fermentación del vino. Y aún en la actualidad se siguen utilizando. 

Sus características más resaltantes son las siguientes:

  • Son muy resistentes.
  • Pueden fabricarse en variedad de formas, lo que permite una mayor adaptación a los espacios y preferencias estéticas.
  • Son de alta porosidad, por lo que requieren de un revestimiento interior. Así se evita la filtración y la aparición de grietas.
  • Presentan dificultad para controlar la temperatura.
  • Generan un alto coste de mantenimiento.

Piedra

Otro de los tipos de depósitos son los de piedra natural, constituyen una de las actuales novedades en la industria del vino. Es una opción porque:

  • Facilita el proceso de microoxigenación del vino.
  • Otorga al vino  un matiz aromático diferente.

Acero inoxidable

Los depósitos para vino fabricados en acero inoxidable son los más utilizados debido a la versatilidad que poseen y a las grandes ventajas que ofrecen en materia de mantenimiento de higiene y de durabilidad

Los depósitos de acero inoxidable tiene múltiples ventajas porque:

  • Son resistentes a las altas presiones.
  • Resultan altamente higiénicos.
  • Permiten controlar la temperatura.
  • Son estancos, por lo tanto, los riesgos de contaminación disminuyen.
  • No requieren mantenimiento y son duraderos.
  • Son fáciles de transportar.
  • No transfieren sabores ni olores indeseados.

Lectura recomendada: Depósitos de acero inoxidable: usos y particularidades

Características de los depósitos para vino

Las características de los depósitos para vino pueden variar según el material, la forma y las particularidades únicas que solicite cada bodega. 

  • De acuerdo al material, las cubas de acero inoxidable son las de uso más extendido para la fermentación del vino tinto y del blanco. Después se encuentran los tanques de roble y los de hormigón.
  • Según la forma. Los depósitos para vino pueden ser troncocónicos, cuadrados, cilíndricos…Por ejemplo:
    • Los tanques cilíndricos son los más empleados, sobre todo si son cubas de acero inoxidable y con alta capacidad. Su forma y material facilitan la limpieza, requieren menor espacio y ofrecen una excelente relación entre superficie y volumen. 
    • Los tanques troncocónicos son muy utilizados para vinos tintos. Normalmente son depósitos de acero inoxidable o de madera y fibra.
    • El fondo plano es el más usado en los tanques. Mientras que los depósitos de fondo cónico son utilizados cuando se trabaja con presiones, y cuentan con un puerto de trasiego (superior) y un puerto de drenaje (inferior).
      • Los tanques de fondo plano tienen una limitante en su capacidad máxima. Para trabajar con volúmenes mayores siempre mejor los de fondos cónicos.
  • Los depósitos para vinos también pueden ser portátiles, para adaptarse a la necesidad que tenga la bodega.

La forma, las puertas, las bocas de acceso, las tapas y válvulas pueden variar en los depósitos de acero inoxidable, lo que permite personalizarlos de acuerdo a los objetivos de la bodega, tanto para la fermentación del vino como para su conservación. Pueden presentar tapas herméticas, camisas de enfriamiento, pies niveladores, sistemas de bombeo, entradas de acceso de fermentación, etc.

Mantenimiento de los diferentes tipos de depósitos para vino

El mantenimiento y la limpieza de los depósitos para vino repercuten en la calidad del producto. Pero de acuerdo a los materiales este proceso puede ser sencillo o de mayor dificultad. 

  • Los tanques de madera requieren una atención constante para su limpieza y deben ser desinfectados rigurosamente e hidratados, antes de ser usados nuevamente. De esta manera se evita que la madera albergue microbios.
  • Los depósitos de acero inoxidable no requieren mantenimiento, solo deben ser sometidos a limpieza y desinfección apropiada. Son resistentes a la corrosión y a las temperaturas extremas. Son inocuos y sus acabados evitan que las bacterias u otras partículas contaminantes puedan adherirse.
  • Los depósitos de hormigón requieren procedimientos de mantenimiento y limpieza más costosos. Debido a su superficie rugosa, deben ser sometidos a la renovación del revestimiento de epoxi, aproximadamente cada 5 años. 

Alvinox, expertos en desarrollar depósitos de acero inoxidable para vino

En Alvinox estamos conformados por equipos de profesionales y técnicos de amplia experiencia y formación, comprometidos con la excelencia, la responsabilidad e integridad en todos nuestros proyectos. 

Somos expertos en el diseño, cálculo, fabricación y montaje de depósitos de acero inoxidable y demás estructuras metálicas, incluyendo los soportes y plataformas. Y como especialistas en la ingeniería de procesos podemos ofrecerte la solución para que logres los resultados y la calidad que esperas.

Hemos trabajado en conjunto con productores vinícolas en España y en otras partes de Europa, como Francia, con el fin de optimizar la producción de sus bodegas mediante el diseño, fabricación y montaje de depósitos para vino completamente personalizados.

Nuestros diseños y trabajos se realizan bajo la más estricta política de calidad y seguridad, siempre de acuerdo a las normas de ejecución de estructuras metálicas en acero y al sistema de gestión de calidad ISO.

Nuestro compromiso es desarrollar la mejor instalación posible para tu empresa, la más eficiente, la más higiénica y la más segura. Contáctanos. En Alvinox, te acompañamos a optimizar tus bodegas.

cta contacto
Compartir

Noticias relacionadas

Pros y contras de las construcciones metálicas


Entre las principales ventajas de las construcciones metálicas se encuentran su enorme versatilidad, su facilidad de montaje y una gran…

Calderería pesada y calderería ligera: principales diferencias


La calderería es una rama de la fabricación mecánica industrial, una disciplina que se enfoca en producir piezas metálicas de…

Cálculo de pérdida de carga en tuberías: todo lo que necesitas saber


El cálculo de pérdida de carga en tuberías proporciona datos valiosos para reparar los equipos y estructuras industriales. En esta…
© ALVINOX, Instal·lacions Industrials, SL 2022
magnifiercrossmenu